Consumir productos nacionales, también es hacer patria

De 30/10/2016 hasta 31/10/2016

Es bueno reconocer que el progreso que hoy experimentamos, tuvo su origen en la historia del trabajo, en la tarea de producir  y transformar materias primas en productos y bienes de consumo de calidad. Para entender  el contexto nos debemos formular preguntas como ¿Por qué debemos valorar la producción nacional?  ¿Qué efectos tiene el consumo nacional sobre el crecimiento, el empleo y el ingreso?

Cuando consumimos productos panameños, estamos apoyando a que los productores y fabricantes puedan invertir sus ingresos en mejorar la calidad de sus productos, en la industrialización y automatización de la producción, en la investigación e innovación de nuevos productos, y mediante del uso de nuevas tecnologías para mejorar las eficiencias y productividad en la   elaboración de  sus productos.

Algunas de las ventajas al consumir productos nacionales son  que las empresas locales  aumentan la elaboración de bienes y productos, lo que incentiva a que más personas tengan trabajo en las diferentes ramas productivas (agricultura, manufactura, transporte, energía, minería, entre otros).

Como consecuencia del aumento de la producción nacional también los impuestos que percibe el Estado son mayores para destinarse a la educación, la construcción de caminos, la salud. Además, cuando el Estado invierte más recurso en estas áreas, genera más fuentes de empleo.

El Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) celebra con orgullo los 113 años de vida republicana y junto a panameños, rinde honor a la Patria durante las efemérides y momento propicio para reflexionar sobre el valor del sector productivo nacional en el desarrollo del país.

Producimos una gran variedad de bienes, por lo que debemos apoyar la producción nacional, ya que al consumir productos producidos localmente se fomenta la industria productiva panameña, la demanda de productos nacionales y en el impulso del desarrollo económico sostenible del país.